El detonador del fin del mundo

Uno de los privilegios que recibió Donald Trump al asumir como presidente de una de las naciones más poderosas del planeta fue el derecho a tener a su alcance “El Maletín Negro”.
Trump recibió de la anterior administración el maletín negro, además de los códigos necesarios para activar el lanzamiento de un ataque nuclear, si fuera necesario.
Y aunque parece el guión de una película, el maletín existe y está encadenado a la muñeca de un militar, el cual debe estar siempre cerca del mandatario y en caso de una emergencia, contiene un dispositivo que está directamente comunicado con el Departamento de Defensa y confirma la identidad del hombre más poderoso del mundo que puede detonar una guerra mundial cuando lo decida, activando ciertos códigos.
Además, el presidente que se encuentre al mando, debe llevar consigo los códigos de identificación en una tarjeta de plástico, bautizada como “Biscuit”.

¿Qué tiene el maletín?

En su interior contiene dos textos, el primero informa las opciones del ataque y el segundo una lista con los lugares en los que el presidente puede refugiarse. Así como un sobre con las instrucciones para operar el sistema y activar el ataque, la tarjeta con los códigos de autentificación y un sistema de telecomunicación para contactarse con el Pentágono en cualquier tipo de emergencia.