‘Boicotear el comercio texano no beneficia a nadie’

Comerciantes y empresarios se defienden ante campañas de miedo para que los mexicanos no compren productos en Estados Unidos. Invitados al programa Cuarto de Guerra hablaron de la problemática. El gobernador, Greg Abbott, aunque es republicano, estaría buscando reactivar el comercio con México.

En un escenario de polarización por el Peso mexicano devaluado y las declaraciones proteccionistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump en contra de México, existen comerciantes hispanos en Texas que están sufriendo daños colaterales y no son precisamente responsables, sino también afectados.
“El comercio es bueno para todo el mundo. Es una parte vital del progreso y frenarlo no beneficia a nadie, al contrario. Debemos apoyarnos en lugar de atacarnos”, señaló en el panel del programa Cuarto de Guerra, Martha Alicia González, copropietaria de la tienda de accesorios Artemista, situada en Mission, Texas.
La frontera, considerada como un tercer país, es una región con economía, cultura e idiosincrasia propia. La mayoría de las personas que habitan a lo largo de la franja limítrofe estadounidense son de origen mexicano y quienes más resienten el boicot antiestadounidense que ha cobrado fuerza en redes sociales.
Es por eso que en su primera emisión del programa Cuarto de Guerra, que se transmitirá los miércoles a las 2:00 de la tarde por Masmusic 90.9 F.M. y en las plataformas de www.horacero.com.mx y Facebook Live, se abordó la problemática del Peso frente al dólar y la actitud beligerante del mandatario
Donald Trump.
Contando con cinco visitantes especiales, este foro abrió su transmisión al aire para desmenuzar este tema mediante el análisis, la discusión y el debate, así como para aportar ideas y soluciones. Estuvieron invitados:
Juan Eliseo González, consultor de imagen y asesor político; Martha Alicia González de Peña, copropietaria de la tienda de accesorios Artemista; Heriberto Deándar Robinson, empresario y editor de medios impresos; Francisco Ochoa, representante de Taco Palenque and Palenque Grill y Edgar Rojas, secretario general de la Asociación de Cámaras de Comercio Hispanas en Texas.
La mesa de debate quedó abierta y los panelistas discutieron del caso Trump, el boicot que se está creando para no gastar dinero en suelo estadounidense, ni adquirir productos manufacturados en ese país; cómo les están afectando las bajas ventas a los comerciantes hispanos en la Unión Americana y el riesgo de que los productos mexicanos lleguen al extranjero con mayores aranceles.
Con respecto al magnate neoyorquino, Juan Eliseo González consideró una oportunidad para sacudirse del polvo y emprender nuevos proyectos.
“Esto de Donald Trump, a pesar de todas sus locuras y tonterías es algo bueno, porque el mundo estaba en una zona de confort. Nos está sacando de ese lugar.
“Ahora estamos hablando de renegociar el TLC (Tratado de Libre Comercio); ya los mexicanos nos estamos poniendo las pilas, queremos producir y hacer más cosas”, comentó.

EL BOICOT
las cifras indican que el principal socio comercial de Texas es México y medio millón de empleos en ese Estado dependen de este intercambio.
Por eso la empresaria Martha Alicia González reconoció que no es bueno ponerse los guantes ni caer en provocaciones.
“El comercio es bueno para todo el mundo. Es una parte vital del progreso y frenarlo no beneficia a nadie, al contrario. Debemos apoyarnos en lugar de atacarnos”, manifestó.
Por su lado Heriberto Deándar cuestionó qué culpa tienen las familias mexicanas que han ido a poner sus negocios a otro país.
“Así que, ver quién nos la pague, me parece un daño colateral bárbaro. Qué bueno que podamos defender el patrimonio nacional, pero también debemos de considerar que hay mexicanos del otro lado defendiendo los colores de la bandera con mucho patriotismo. Hay que ser cuidadosos en este manejo”, analizó.

OFENSA A MEXICO
En ocasiones el presidente estadounidense ha llamado a los mexicanos “violadores y asesinos”. Para el analista político Juan Eliseo González sí hay motivos para un malestar mexicano, sin embargo, espera que no se prolongue en un mes de febrero muy importante para el comercio en Texas.
“El valle tiene ingresos comerciales por 5 billones de dólares cada año, de los que 3.7 billones corresponden a McAllen. Un 37 por ciento provienen de los mexicanos, que son 1.3 billones de dólares”, señala.
En tanto que Francisco Ochoa de Taco Palenque advirtió la seriedad que supone una campaña de boicot en Twitter y Facebook, porque han disminuido las ventas del 15 al 20 por ciento en el Valle de Texas, sobre todo en ubicaciones donde circulan más los visitantes mexicanos como lo es el mall.
“Amigos que van a comer con nosotros nos comentan que están preocupados por el estado de ánimo negativo que se ha producido por todo esto. Por las declaraciones de Donald Trump y las redes sociales tienen un gran impacto para originar esos estados de ánimo que afectan a las economías. Nos afectan a la economía de McAllen y vamos a ver cómo se impacta a futuro y esperemos que sea algo temporal.
“Es amarillismo de que si vas al puente te quitan la visa si tienes un meme de Donald Trump. La gente está asustada. Conocí personas de Monterrey que cancelaron su visita al Super Bowl porque tenían miedo que les quitaran la visa”, relató.

EL PESO
Sin embargo, más que las polémicas palabras del mandatario americano, para la copropietaria de la tienda Artemista las bajas ventas tienen que ver con la devaluación de la moneda mexicana.
“En realidad empezamos a sentir un impacto desde antes de las elecciones presidenciales. A nosotros los comerciantes nos afectó el desplome del Peso.
“Fue más esto lo que marcó un año difícil, más que la actitud del presidente Trump. En mi punto de vista fue el desplome del Peso el que marcó un año difícil en el 2016”, reiteró.
No obstante, Heriberto Deándar sopesó que la pirotecnia en torno a este tema puede ser engañosa, pues el arranque pausado de 2017 más se debería a la caída del del billete mexicano que las injurias de un personaje como el magnate neoyorquino.
“Esto (de Trump) le viene a poner la cereza al pastel, pero en realidad ya se veía complicada la situación y el resto es el betún”, comentó.
Y al respecto, Francisco Ochoa aceptó que históricamente las devaluaciones del Peso siempre han afectado a los comercios de McAllen.
“Desde hace un año y medio empezamos a ver los impactos y efectos. Es un pretexto para que la gente cancele venidas, viajes y compras, aunque con Donald Trump esto se ha acentuado”, indicó el representante de Taco Palenque.
Y es que en las últimas semanas la cotización alcanzó valores históricos de 22 pesos por cada dólar.
“En todo tiene que ver Donald Trump y más en el tipo de cambio, que se basa en la ley de la oferta y la demanda. Hace dos años dejamos de recibir mucho dinero por el petróleo y eso elevó el precio, al escasear los dólares escasean en el país”, declaró el consultor Juan Eliseo González.

EL MURO Y MIGRACION
Édgar Rojas, secretario general de la Asociación de Cámaras de Comercio Hispanas en Texas, remarcó que han sostenido reuniones con el gobernador, Greg Abbott, quien ha expresado su interés de reactivar la economía en el sur del Estado.
“Él quiere que el comercio se mantenga. Muchas cosas que propone Trump son imposibles. El muro ya existe. El 70 por ciento de las cosas no las puede hacer, porque aunque haya un presidente con unas ideas locas, el país tiene instituciones como el Colegio Electoral y el Senado”, afirmó.
Sin embargo, Deándar Robinson consideró que a Donald Trump, más que verlo como ‘payaso’ hay que tomarlo en cuenta con más seriedad, porque es el presidente de Estados Unidos.
“Cuando quiso ser candidato republicano decían que no iba a obtener la nominación de su partido y la logró. Ya de candidato alcanzó la presidencia. En mi opinión, es cierto que hay organizaciones que pueden servir como fusibles o tendrán que aprobar resoluciones de Trump, pero creo que hay que tomarlo con seriedad”, agregó.
Empero, Juan Eliseo manifiesta que hay jueces de distrito en Estados Unidos que le están rechazando órdenes ejecutivas al presidente, como la entrada de ciudadanos musulmanes al país.

EL TLC
El Tratado de Libre Comercio también fue tópico en la mesa de debate y para la empresaria Martha Alicia González una revisión al mismo puede resultar mejor. E incluso, Edgar Rojas abundó que incluso este formato está dañando a México.
“Es que no nos estamos trayendo más lo de México, sino lo de China y eso se viene por Lázaro Cárdenas, Michoacán, y se viene sin pagar impuestos. Se traen cosas como si fueran mexicanas”, expresó el secretario general de la Asociación de Cámaras de Comercio Hispanas en Texas.
En esa tesitura Deándar remarcó que antes del TLC México ya era una nación.
“Creo que hemos entrado en pánico. El país entero está en shock y México está electrizado, pero antes del tratado se vivía tal vez mejor que ahorita. Les recuerdo que México era un país, por eso pienso que a nosotros nos conviene también revisar el TLC.
“Lo que los mexicanos tenemos que hacer, en primer lugar, es defender nuestro comercio. Si lo focalizamos a Reynosa y el Valle de Texas, ese es nuestro comercio, porque en el Valle el 90 por ciento son mexicanos”, evaluó.
Mientras tanto, en palabras de Juan Eliseo, los que tienen un potencial muy grande es el comercio mexicano, por el tipo de cambio de un dólar por 20 pesos, considerando también que el turismo médico es un paraíso para los estadounidenses.
En resumen, los panelistas coinciden en que a los comerciantes les beneficia una economía fuerte de México y de Estados Unidos y que específicamente la frontera como región económica debe de cuidarse informando que ante el llamado de no hacer compras en la frontera sur de Estados Unidos quienes más afectados se ven son los mexicanos, más que los conglomerados nacionales.

Las cifras no mienten: caen ventas en la frontera

El boicot contra las declaraciones del presidente Donald Trump se replica a lo largo de la franja limítrofe de Estados Unidos, pues de acuerdo a diversos organismos, son menos los mexicanos que cruzan a hacer compras al vecino país del norte.

No solamente es la zona del Valle de Texas la afectada con un desplome de hasta el 20 y el 40 por ciento del mercado dirigido a visitantes de México. A lo largo de toda la línea que divide a la nación con la Unión Americana se observa un escenario muy parecido.
Aunado a la crisis del Peso devaluado frente al dólar, las políticas proteccionistas del mandatario norteamericano Donald Trump han representado una combinación letal para las economías fronterizas, consideradas la región que más afectaciones está teniendo a raíz del boicot que los mexicanos están promoviendo para no gastar dinero en suelo estadounidense.
En ciudades como Eagle Pass, en Texas; San Diego y San Ysidro, California; Phoenix y Tucson, Arizona, por citar un ejemplo, se enfrenta un difícil panorama, pues gran parte de su comercio depende de los mexicanos.
Las cámaras de comercio locales reportan un desplome de ventas que oscila desde el 20 hasta el 70 por ciento en algunos casos,
dirigidas al público extranjero que cruza la frontera.
El aforo vehicular desde Baja California Norte, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas es otra medida que ilustra esta problemática y muchos de quienes solían cruzar la línea cada semana, ahora lo hacen una ocasión al mes.
Los tiempos de espera en los puentes internacionales también cayeron dramáticamente. Pasaron de una hora en promedio a 15 minutos en días comunes y en puentes vacacionales de dos horas a 30 minutos respectivamente.