Madre a los 5 años de edad

Lina Marcela Medina aún no cumplía los 6 años cuando dio a luz a un bebé… ésta es la sorprendente historia.

La vida de la madre más joven de toda la historia, una niña peruana llamada Lina Medina, causó sorpresa en su momento en el mundo que llegó a conocer de este caso.
Su nombre completo es Lina Marcela Medina de Jurado, y ahora tiene 83 años. Sin embargo, esta mujer peruana se convirtió en la madre confirmada más joven de la historia clínica, dando a luz a la edad de 5 años, siete meses y veintiún días.
Nació en Ticrapo, provincia de Castrovirreyna, Perú, de su padre platero Tiburelo Medina y su madre Victoria Losea. Un día cualquiera fue trasladada al hospital por sus padre debido a que su abdomen había aumentado considerablemente… ¿Cómo fue posible esto?
La aparición de su caso en la mayoría de los periódicos de la época indicaron que su historia se había desarrollado en muchos frentes.
El periódico San Antonio Light reportó en su edición del 16 de julio de 1939, anticipando la esperada visita de la niña a las instalaciones científicas universitarias de Estados Unidos, que una asociación de obstetras peruanas había exigido que la niña fuera transportada a un hospital nacional de maternidad. Sin embargo, esto no fue lo único que se dijo del caso.
Dicho periódico citaba informes del 18 de abril en otro boletín peruano llamado La Crónica, en el que afirmaba que un cineasta norteamericano había enviado a un representante “con autoridad para ofrecer la suma de 5 mil dólares en beneficio de la menor (a cambio de los derechos de filmación).
Sin embargo, la oferta fue rechazada contundentemente. El mismo artículo, reimpreso de un artículo del Chicago, señaló que Lozada había grabado a Medina para documentación científica y las había mostrado en la Academia Nacional de Medicina de Perú.
No obstante, en un viaje a la ciudad remota natal de Lina, las películas se habían “caído al río” mientras atravesaba un puente.
Un mes y medio después del diagnóstico original, Medina, a la edad de 5 años, 7 meses y 21 días, dio a luz a un niño por cesárea el 14 de mayo de 1939, lo que la convirtió en la persona más joven conocida en la historia por dar a luz. El nacimiento por cesárea fue requerido debido al pequeño tamaño de su pelvis, y la cirugía fue realizada por Lozada y el doctor Bussalleu, con otro doctor. Su caso fue reportado en detalle por el doctor Edmundo Escomel en la revista médica La Presse Médicale, incluyendo los detalles adicionales de que su menarquia (primera menstruación) había tenido lugar a los ochos meses de edad, en contraste con un informe anterior que indicaba que había estado teniendo períodos regulares desde que tenía tres años (o dos años y medio, de acuerdo a otro artículo distinto).
El informe también detalló que tenía un desarrollo de senos prominente a la edad de cuatro años. A los cinco años, su figura mostró un ensanchamiento pélvico y una maduración ósea avanzada.
Cuando los médicos realizaron la cesárea para tomar al bebé, encontraron que ya tenía órganos íntimos completamente maduros, probablemente debido a una pubertad precoz.
El hijo de Medina pesó 2.7 kg al nacer, y fue nombrado Gerardo en honor a su médico. Gerardo se crió creyendo que Medina era su hermana, pero descubrió a la edad de 10 años que era, de hecho, su madre biológica.
Medina nunca ha revelado el nombre del padre del niño ni las circunstancias de su embarazo. Escomel aseguró que Medina “no podía dar respuestas precisas”.
Aunque el padre de Lina fue arrestado bajo sospecha de abuso infantil, fue liberado más tarde por falta de pruebas, y el padre biológico nunca fue identificado.
Su hijo creció sano, pero murió en el año 1970, a la edad de 40 años, debido a un cáncer de hueso o una infección de médula ósea (dependiendo de las fuentes).
A una edad adulta joven, Medina trabajó como secretaria en la clínica de Lozada situada en Lima, quien le dio una educación y ayudó a introducir a su hijo en la escuela secundaria.
Se casó más tarde con Raúl Jurado, con quien engendró a su segundo hijo en 1972. A partir de 2002, vivieron en un barrio pobre de Lima conocido como “Chicago Chico”. Ese año rechazó una entrevista con Reuters, cansada de esquivar a una gran cantidad de reporteros.
Aunque el caso fue especulado como un engaño, varios médicos a lo largo de los años lo han verificado basándose en biopsias, rayos X del esqueleto fetal del útero y otras fotografías tomadas por los médicos que la cuidaron.
Hay dos fotografías publicadas que documentan el caso. La primera fue tomada con mala calidad hacia principios de abril de 1939, cuando Medina tenía siete meses y medio de embarazo. Tomada desde el lado izquierdo de Medina, muestra su posición frente a un telón de fondo neutral.
Esa fue la única fotografía publicada de Lina durante dicha etapa. La otra fotografía es de mucha mayor calidad y fue tomada un año más tarde, en Lima, cuando Gerardo tenía 11 meses de edad.
En 1955, a excepción de los efectos de la pubertad precoz, no había ninguna explicación de cómo una niña de cinco años pudo concebir a un niño. De hecho, el embarazo precoz extremo en niñas de 5 años o menos solo ha sido documentado con Medina. Ahora tiene 83 años y vive tranquilamente en Chicago Chico, cerca de Lima. No cabe duda de que la historia de esta niña pasó a la historia como algo irrelevante, sin embargo, y hasta el momento, es algo único que no ha vuelto a repetirse desde entonces, al menos no a la misma edad.

Fuente: The Sun