Aborto, tan fácil como
comprar una pastilla

NHCT5453

En Tamaulipas terminar con un embarazo no deseado es tan sencillo como acudir a una farmacia y pagar 425 pesos.
En una entidad donde no existe un registro real de las mujeres que se someten a un aborto ya sea a través de una intervención quirúrgica o por otros medios, la facilidad de conseguir una pastilla abortiva en las calles de Reynosa es sorprendente.
Y es que al momento de buscar información sobre los medicamentos que provocan la interrupción de la gestación, Hora Cero consiguió –sin ninguna dificultad– un fármaco que funciona como abortivo, aunque su finalidad sea muy diferente.
Tal es el caso de Cytotec, o en su versión genércia Cyrux, un medicamiento cuyo ingrediente activo es el Misoprostol y que se recomienda para solucionar problemas digestivos.
Esta fórmula es tan delicada, que si llega a usarse durante el período de gestación puede provocar un aborto.
Por esta razón el Sector Salud clasifica este fármaco dentro del grupo cuatro, es decir, aquellos medicamentos que deben venderse bajo estricta regulación médica.
Sin embargo, sin importar que la Secretaría de Salud exija una receta médica para su comercialización, este requisito se omite en establecimientos como Farmacias Similares que ofrecen “lo mismo pero más barato”, aún entre quienes busquen el fármaco para interrumpir un embarazo.
Así se confirmó al acudir a un local de estas farmacias, ubicado sobre la calle Herón Ramírez número 680 en la Colonia Rodríguez (justo a un lado de un consultorio médico y un local de análisis clínicos, pertenecientes a la misma línea), cuando Hora Cero adquirió las pastillas más de mil pesos por debajo de su precio comercial.
Alrededor de las 16:00 horas del pasado 13 de octubre, una reportera de esta casa editora se dirigió al establecimiento en cuestión en busca de la fórmula abortiva. Al preguntar por el medicamento a la dependienta del lugar, una mujer joven y delgada de no más de 20 años quien no ostentaba en su identificación ninguna especialidad médica, de inmediato reconoció el nombre comercial y ofreció el genérico.
Y es que en su presentación comercial, estas tabletas cuestan entre mil 500 y mil 800 pesos por caja y para comprarlas es obligatorio presentar una receta médica. Sin embargo, en Farmacias Similares no sólo no se pide este requisito, sino que las pastillas se encuentran en un precio mucho más accesible: 550 pesos.
Sin preguntar por alguna receta médica o advertir que pueden producir un aborto, la dependienta puso al alcance de la reportera una caja con 28 tabletas de 200 microgramos, donde irónicamente se especifica el requisito de una prescripción médica controlada.
> ¿Puedo checar si es la misma fórmula?
– Sí.
> ¿Nada más cambia de nombre, verdad?
– Así es.
Para verificar si se trataba de las mismas pastillas, la reportera realizó una comparación de la fórmula y cantidad que las pastillas genéricas y comerciales contenían visitando otra farmacia (donde sí se solicitó la prescripción médica).
Al comprobar que se trataba del mismo medicamento la reportera regresó a Farmacias Similares, donde –por recomendación de los empleados–, esperó hasta las cinco de la tarde para adquirir el producto, ya que los días lunes se otorga un descuento especial en la compra de medicinas.
Tras la compra, la reportera incluso obtuvo el comprobante fiscal con fecha del 13 de octubre de este año.
Enfrascados en su trabajo, casi sin pronunciar palabra, los trabajadores de estas farmacias atienden a los clientes automáticamente y sin pedir referencias médicas. De esta forma ponen al alcance de cualquier persona pastillas que pueden ser abortivas.
Y es que al regresar a Farmacias Similares, luego de la comparación en el otro establecimiento donde sí exigieron receta, otra dependienta de aspecto robusto quien al parecer se encontraba a cargo del comercio ofreció el medicamento genérico nuevamente sin pedir receta médica o hacer alguna observación, excepto el precio de promoción de 425 pesos.
Cuando se le preguntó si la sustancia era muy solicitada por el público, la primer empleada (quien continuaba buscando medicamentos) reconoció que sí, aunque aclaró que no se podía atender toda la demanda que existía, pues en las farmacias de la cadena para la que trabaja sólo hay una cantidad limitada de dichas pastillas.
El Misoprostol es un fármaco que provoca contracciones anticipadas en el útero, por lo que si es consumido por una mujer embarazada le va a ocasionar daño al producto, por lo que en la mayoría de los establecimientos se indica a quien desea comprarla sobre los riesgos que ocasiona.
Otro de los candados para adquirir las tabletas es su elevado costo, ya que la caja en su nombre comercial tiene un valor de no menos de mil 500 pesos.

SECTOR SALUD ENTERADOS
Uno de los factores que ayudan a la clandestinidad de la práctica del aborto es el poco control que existe en las farmacias para evitar la venta de estos medicamentos. Así lo reconoce la subdirectora de Operación Sanitaria en Tamaulipas, María del Socorro Puga Hernández, quien declaró que el problema de la venta de pastillas que pueden ser abortivas sin receta médica, existe en todo Tamaulipas.
A pesar de que en el artículo 226 de la Ley General de Salud se encuentra la clasificación de los medicamentos que deben venderse bajo estricta supervisión de un profesional de la salud, existen quienes ignoran estas disposiciones.
“Nosotros hemos intensificado las visitas de verificación sanitaria en este tipo de establecimientos, pero a veces va una persona y se lo venden sin receta médica. La farmacia viola en este caso la fracción IV de la ley general, que dice que únicamente se debe comercializar bajo una preinscripción médica”, expresó Puga Hernández.
En entrevista en las oficinas de la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) de la ciudad de Reynosa, la funcionaria estatal revisó la caja y el contenido del medicamento genérico donde comprobó que efectivamente se trataba de la misma fórmula que el comercial.
“Específicamente ese medicamento tiene reacciones secundarias adversas que provocan un aborto; el registro que ostenta ante la Secretaría de Salud te dice claramente que te va a provocar estos problemas y por lo mismo advierte de su consumo a mujeres embarazadas y menores de edad”, enfatiza la doctora.
Y añadió: “Es difícil acabar con estas acciones porque necesitaríamos tener un verificador en cada establecimiento. Pero todas las farmacias tienen un responsable, o en este caso un propietario a quien, en este caso nosotros llamaríamos para responder por esta situación”.
Agregó que entre las sanciones que podría recibir la farmacia en cuestión será una amonestación administrativa hasta la suspensión del trabajo.

INICIATIVA EN ESPERA
En la capital del país, la despenalización de la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación fue recibido con campanadas de luto por parte la iglesia católica.
El 20 de abril del 2007 la noticia se recibió con protestas de grupos conservadores que consideraron ésta medida como un atentado a la vida humana.
Un año después, luego de varias jornadas de debate, el Supremo Tribunal de Justicia ratificó la nueva ley, con lo que se descartaron las propuestas realizadas por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que la consideraba inconstitucional.
Fue en el mismo año cuando un diputado perredista del Congreso de Tamaulipas lanzó la iniciativa de ampliar las causales de aborto en la entidad.
En una propuesta similar a la establecida en la Ciudad de México, el diputado Julio Martínez Infante solicitó una reforma al Código Penal del Estado de Tamaulipas, al Código de Procedimientos Penales para el Estado y la Ley de Salud.
Al igual que en México, el anuncio de la propuesta causó el debate sobre el tema en la entidad.
Un grupo de legisladores panistas sugirieron modificaciones a la Ley de Salud que garanticen la atención médica a mujeres embarazadas y una mayor vigilancia a la práctica ilegal del aborto.
Por su parte otro grupo de diputados del PAN y PRI se pronunciaron en contra de una reforma que permita la ampliación de las causales de aborto legal.
Diversas iglesias evangélicas y la Iglesia Católica protestaron en las instalaciones del Congreso Local ante la posibilidad de que se considerara la propuesta emitida por el diputado perredista.
En el documento de su iniciativa, el legislador establece como premisa la resta de intolerancias conservadoras, argumentando el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo.
De igual forma solicita que se otorgue el permiso para abortar en caso de que existan malformaciones genéticas en el producto, la inseminación artificial no consentida y razones económicas justificadas.
Contrario a lo que sucedió en la capital del país, más de un año después la propuesta sigue esperando en la capital del Estado para ser discutida por el Congreso Local.

REALIDAD INVISIBLE
La falta de acuerdos entre los diputados para debatir la propuesta no impide que en el Estado el tema siga vigente. A pesar de que la iniciativa no se ha llevado a votación en la Asamblea del Pleno Legislativo del Estado, es conocido que en la entidad se realiza esta práctica ilegal.
La clandestinidad de los legrados impide que se tenga una estadística real de este problema de salud pública. Es sabido que ya sea por medio de clínicas clandestinas, comadronas, pastillas e inclusive a través de remedios caseros, se lleve a cabo la interrupción ilegítima del embarazo.
Las personas que se someten a dicha práctica raras veces acuden a instituciones de salud pública, por temor a las represalias jurídicas que el acto conlleva.
Así lo mencionan trabajadores del Sector Salud en Reynosa, quienes confirmaron que el aborto irregular puede estar tan alcance de la mano para quien lo desee, con el simple hecho de adquirir una pastilla.
Liliana Sánchez coordinadora del departamento de Salud Reproductiva del Hospital General “Dr. José María Cantú Garza”, comentó que el nosocomio mantiene una media de entre 40 a 50 abortos que se practican en el hospital a mujeres cuyas edades varían entre 13 a 45 años, y explica que en esta institución pública (al igual que en las demás) la intervención quirúrgica se realiza sólo en féminas donde el producto no logró formarse adecuadamente, por lo que se consideran abortos justificados.
Reconoció que durante los años que tiene laborando como enfermera, ha recibido a pacientes que luego de practicarse un legrado, acuden a la institución de salud.
“Algunos de los casos que hemos tenido es de gente que intenta hacerse un aborto tomando sustancias naturales o medicamentos que les recetan personas que no son profesionales de la salud, quienes les recomiendan pastillas o tés para deshacerse del producto.
“Hemos tenido chicas que nos llegan con objetos extraños dentro de su cuerpo, porque al acudir con una comadrona les han practicado mal un legrado. Son casos muy raros, pero al detectarlos damos aviso al ministerio público y ellos hacen su trabajo. Pero es muy poco común, vemos un caso de estos cada tres o cuatro meses”, dijo la enfermera.

MALAS RECOMENDACIONES
La especialista en salud establece que lo más peligroso para las mujeres es intentar interrumpir la gestación siguiendo las recomendaciones que les hacen farmacéuticos, comadronas o sus mismas amistades quienes les refieren diversos productos para abortar.
Pacientes le han informado de otros métodos que utilizan con el afán de terminar un embarazo no deseado, los cuales aunque no han comprobado su efectividad, sí pueden dañar el organismo de quienes lo ingieren.
“Aunque sean naturales, estas sustancias pueden causar un daño a la matriz. Cuando se abusa de estos ‘remedios abortivos’ llega un momento en que la matriz ya no tiene atonía, no regresa a su lugar y hay que extirparla”, comenta Sánchez.
Desde un té de ruda o comino con vinagre las recomendaciones con fin abortivo sobran en los mercados.
En opinión de la sanitaria lo preocupante de la situación es cuando la desesperación por abortar lleva a las pacientes a buscar el consejo de farmacéuticos o encargados de dispensarios quienes les refieren medicamentos con fines abortivos.
Un ejemplo de esto son los medicamentos que tienen como sustancia activa el Misoprostol.
“Esta droga se utiliza para que el cuello del útero tenga contracciones y se dilate. Los médicos lo utilizan para procedimientos específicos, o en ciertos casos de problemas digestivos. La gente que no sabe lo usa como abortivo, pero el mal uso de estas pastillas puede causar la muerte, eso es definitivo.
“Estas tabletas tienen que otorgarse con una receta médica, pero hemos sabido que los llegan a vender clandestinamente e incluso las mismas pastillas sueltas a costos elevados. Es un medicamento peligroso y más para alguien que no sabe como usarlo”, enfatizó la coordinadora de Salud Reproductiva.

PREVENCION UNICA ALTERNATIVA
En opinión de la encargada del departamento de Salud Reproductiva, antes de aprobar la legalidad del aborto se debe formalizar la prevención, sobre todo entre adolescentes que son quienes ocupan el primer lugar de embarazos en éste nosocomio.
Mencionó que un recurso que se pone a disposición en el hospital es el Módulo del Adolescente, donde se les brinda información para orientarlos a una sexualidad responsable. Con este fin se acude a las instituciones educativas a conversar sobre el tema y repartir anticonceptivos, aún desde el cuarto año de primaria.
Aunque para esta funcionanria el método de anticoncepción más seguro es la abstinencia, es necesario preparar a una juventud que despierta a la vida sexual activa a una edad cada vez más temprana.
“Tenemos que seguir con el futuro, preparar a nuestros jóvenes y hablarles de cómo llevar su sexualidad. Existen métodos que ellos pueden adquirir totalmente gratuitos, los cuales cualquier adolescente que quiera tener una vida sexual activa y necesite un método de planificación familiar, no se les niega.
“Es preferible esto a que abunden los embarazos no deseados, desgraciadamente no existe una apertura hacia el sector salud para que los adolescentes se acerquen, aunque les digamos que hoy en día lo malo no es tener relaciones sexuales, sino tenerlas sin protección”, afirma
Por otro lado, en su opinión la interrupción de un embarazo debería ser permitida en casos de violación, ya que en otras situaciones, existen los métodos de control natal.
La realidad en Tamaulipas es que aunque el sector salud promueva los módulos de salud reproductiva e incluso repartan anticonceptivos en campañas médicas, por diversas circunstancias miles de mujeres continúan sin utilizar ningún método de prevención.
De esta manera, mientras que diputados analizan las diversas propuestas, la falta de regulación en la venta de fármacos pone el aborto al alcance de cualquiera que adquiera medicamentos abortivos genéricos, sin importar que el intento de abortar pueda causarles la muerte.

LEGISLACION NECESARIA
Ante situaciones como esta, Juan Manuel Cerda, ginecólogo del Hospital General de Reynosa y jefe del turno vespertino de esta institución, opinó que la legislación sobre el aborto es necesaria, particularmente para evitar los casos de las pacientes que buscan por sus propios medios realizarse un legrado.
En cuestión de la venta de pastillas abortivas, reconoce que es un asunto del dominio público donde el único organismo que puede regularlo es la Coepris.
“Esta pastilla se vende sin receta, los médicos la utilizamos para inducir trabajo de parto, cuando detectamos que el producto está muerto y el cuello de la matriz está muy cerrado. Es de todos conocido los efectos de estas tabletas, que además son muy caras, no cualquiera tiene acceso a ellas.
El médico mencionó que las restricciones para la venta de esta pastilla deberían establecerse por la Secretaría de Salud..
En opinión del ginecólogo la legalización de la práctica generaría otros problemas que el sector salud aún no está preparado para enfrentar.
“Se quitaría un problema muy severo, de la clandestinidad de aquellos que no son especialistas en ginecología y obstetricia y que se dedican a practicar abortos en deterioro de sus pacientes. Pero también sería otro problema si alguna persona quisiera utilizarlo como método de planificación familiar”.
Elespecialista manifestó que el aborto establece un dilema moral para los galenos por el juramento Hipocrático y las convicciones religiosas de cada doctor.
“Para nosotros desde el momento en que está vivo el producto es una vida, pero en este caso sería cuestión jurídica. Muchos médicos por sus creencias religiosas estarían en su derecho de negarse a realizarlo. Ocasionaría una controversia para quienes fuimos entrenados para salvar vidas”, sentenció.
Explicó que una ley que apruebe el aborto sería muy difícil de cumplir..
“El aborto es un procedimiento donde uno trabaja a ciegas, nunca vemos al momento de introducir los instrumentos. En el peor de los casos las consecuencias pueden ser perforación de matriz, embolias de líquido amniótico, perforación del intestino, vejiga o infecciones, que pueden suceder en las mejores manos”, finalizó.

Hasta en la red…

Por Gerardo Ramos Minor

Terminar con un embarazo no deseado está apenas a un click de distancia. En la red, existen por lo menos una docena de páginas de Internet y blogs que ofrecen en venta los medicamentos que tienen como fórmula activa el Misoprostol y que se usa para abortar.
En estas páginas no se esconde el uso secundario que se le da a este medicamento y los riesgos que representa para la salud de la mujer que lo consume, tal y como puede leerse en el portal Cytotec.ws.
“Es importante aclarar que el tratamiento sirve para la interrupción de embarazos de no más de 9 semanas, además antes de comprar el tratamiento te tienes que asegurar que en verdad estas embarazada mediante una ecografía para así evitar riesgos”, se dice.
En este portal, que ya ha recibido más de 250 mil visitantes, se ofrecen dos dosis del medicamento, que consiste en 8 pastillas por 800 pesos o el tratamiento completo, conformado por 12 pastillas por mil 300 pesos.
De acuerdo a la página web, “el tratamiento incluye una guía completa de uso (cómo aplicarlo de la forma correcta. Cuidados previos y posteriores a la aplicación)” (sic).
Llama la atención que en la presentación de este portal se reconoce que la venta de este producto sin receta médica es indebida.
“www.cytotec.ws es el sitio donde podrás adquirir el producto en México. Ya que este medicamento es de uso controlado y no se consigue en farmacias sin prescripción (receta) médica”.
Otros páginas como Misoprostol.com.mx ofrecen a sus visitantes consejos y asesoría en “la aplicación correcta del tratamiento”, además de que tienen una sección de “preguntas frecuentes” de los usuarios de esta pastilla.
De hecho, algunas de las recomendaciones que se ofrecen son realmente poco alentadoras para la mujer que desea utilizar el producto que ofrecen. Tal es el caso del portal Cytotec en México, donde se puede leer:
“De preferencia cuando utilices Cytotec asegurarte de estar con alguien de confianza o tener algún hospital cerca, para en caso de tener alguna complicación el traslado sea rápido (…).
Tienes que considerar que Cytotec (Misoprostol) no siempre funciona, este tiene un 95 por ciento de efectividad, el tratamiento falla cuando no hubo sangrado, en este caso puedes intentar hacer nuevamente el tratamiento después de varios días”.
En cada una de estas páginas se promete que la venta se surtirá en un “máximo de 24 horas” e incluso algunas aseguran que la entrega se puede hacer “personalmente” si la interesada vive en la ciudad de Monterrey.

  • oliver sepulveda

    +56 9 57725212 (Llamados y wasap)
    ( SOLO CHILE )

    Mail: olivermiso15@gmail.com
    Fármaco SELLADO y ROTULADO.

    Oliver Estudiante de enfermería. Si necesitas ayuda en
    el correcto uso de las pastillas misotrol (cytotec laboratorio Pfizer)
    puedes contar con la asesoría pertinente. Venta personalizada e indicaciones
    del tratamiento farmacológico se entregan una vez reunidos.

    Seriedad y compromiso.
    Valores desde $50.000
    Envíos a todo Chile vía chilexpress