Arrancan ‘quebrados’

CANDIDATO-agua-434

Más allá de los petardos engaña bobos con los que el corrupto senador con licencia Francisco García Cabeza de Vaca está tratando de llamar la atención de los tamaulipecos, al anunciar con bombo y platillo la deserción de algunos ex priistas que ya engrosaban las filas de los cartuchos quemados; al interior del Partido Acción Nacional se vive una verdadera crisis interna provocada por las imposiciones del candidato al gobierno de Tamaulipas.
Tanta fue la obstinación de Cabeza de Vaca por colocar a Maki Ortiz en la candidatura del PAN a la presidencia municipal de Reynosa, que en el proceso ofendió a verdaderos panistas que desde hace años se estaban preparando para conseguir la nominación y cuyo único pecado fue que nunca decidieron agachar la cabeza.
Un ejemplo muy claro es el ex diputado federal Humberto Prieto Herrera, quien fue el último panista que había conseguido un triunfo en las urnas y ya tenía lista toda una estructura en las colonias populares que le iba a servir al PAN a hacer un papel competitivo en las próximas elecciones.
Sin embargo, la dirigencia de su partido decidió acceder a los caprichos y venganzas de Cabeza de Vaca y no solo ignoraron a Prieto Herrera en la nominación a la alcaldía, sino que también se quisieron burlar de él al anotarlo como candidato a una diputación plurinominal ¡pero en el octavo sitio!
Por lo tanto como se podrá entender, ante tantas ofensas, Prieto Herrera decidió cortar por lo sano y renunció a la candidatura plurinominal donde lo metieron sin su consentimiento y denunció la parcialidad con la que está actuando la dirigencia panista en Tamaulipas, que a estas alturas del partido ya parece que son propiedad de los Cabeza de Vaca.
Esto ha generado que las luces de alerta se encendieron en varios grupos que conforman al partido en esta frontera, quienes no están conformes con la imposición que les hizo el corrupto Cabeza de Vaca.
Hay militantes al interior del partido que no están conformes con el hecho de que el partido haya designado a una candidata con tantos negativos como Maki Ortiz para una elección tan importante como lo es la presidencia municipal de esta frontera.
El primero es que la señora tiene al menos 13 años que no se para en esta frontera, es más, su residencia la ha dividido entre la Ciudad de México -donde estuvo trabajando como diputada federal, subsecretaria de Salud y senadora de la República- y la ciudad de McAllen, Texas, a donde llegaba apenas algunos fines de semana nomás para hacer presencia en la ciudad.
También hay panistas a quienes les preocupa el estado de salud de la senadora con licencia, pues hay que recordar que una campaña electoral -y más en una ciudad como Reynosa- es un trabajo altamente exigente, pues hay que caminar y caminar bajo el sol y con temperaturas superiores a los 30 grados centígrados, algo que ha tumbado hasta a los más entrenados, cuantimás a una dama que viene de haber vencido con éxito al cáncer y una embolia y quien no está en condiciones de caminar los kilómetros que se requieren en un proceso de este tipo.
Pero esto no es lo único extraño que sucede en las filas del Partido Acción Nacional en Reynosa, donde parece que le han agarrado un perverso gusto a la derrota, o por lo menos esto es lo que demuestran con la selección de sus diferentes candidatos a la presidencia municipal quienes tienen la condenada costumbre de quedar reducidos a papilla en los procesos electorales.
El único culpable de todo esto es Cabeza de Vaca quien está empeñado en seguir moviendo los hilos del partido en la ciudad e imponiendo abanderados a los diferentes cargos de elección popular con funestos resultados.
Primero se empeñó que el candidato a la alcaldía de Reynosa fuera su tapadera oficial Gerardo Peña Flores a quien hicieron pinole en las urnas.
Después aventó a su compadre, casi, casi hermano y vecino, Jesús María Moreno Ibarra “El Chuma”, quien fue atropellado no una, sino dos ocasiones por los candidatos del Partido Revolucionario Institucional.
Aún así, Cabeza de Vaca colocó en la lista de candidatos plurinominales a este oscuro personaje que ha demostrado que no le gana ni a una ardilla con camiseta del PRI, pero aún así va a cobrar como legislador.
Y cómo olvidar cuando el senador pensó que la franquicia Cabeza de Vaca era sinónimo de victoria y que avienta como candidato a la diputación federal a su hermanito Ismael, quien llegó al Cabildo de Reynosa de puro rebote pues no tiene merecimientos o cualidades que le permitan desarrollar la labor de regidor de una manera digna. Obviamente, la gente se dió cuenta de eso y lo ignoraron de a gacho en las urnas.

::

Entre todo este relajo se puede reportar que poco a poco está quedando el escenario de lo que seguramente serán las elecciones más competidas en la historia de Tamaulipas, con el registro de quienes faltaban apuntarse para buscar el voto de los ciudadanos en las próximas elecciones del 5 de junio.
El último en solicitar su registro fue el candidato del Partido de la Revolución Democrática al gobierno del Estado, Jorge Valdez, quien tras una exitosa precampaña interna, logró vencer la débil resistencia que le quisieron poner los cabecistas color amarillo huevo Juan Manuel Rodríguez Nieto y Alfredo Castro Olguín quienes ahora resulta que renunciaron a su militancia perredista y se pusieron los cuernos.
Hay que decir que al interior del PRD nadie va a extrañar a este par, pues a los militantes del partido les quedó muy claro que esa marihuanada de buscar una coalición con el PAN lanzando a Cabeza de Vaca como candidato, era como intentar mezclar el agua con el aceite pues, a diferencia de lo que piensan los cabecistas color amarillo huevo, los perredistas son personas decentes y no van a vender su conciencia o las arcas del Estado por unos cuantos votos.
Quien también solicitó su registro como candidato a la gubernatura es el ex alcalde de Ciudad Victoria y diputado federal con licencia, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien no es ningún extraño en eso de las campañas, pues ya lleva dos anteriores con un papel bastante decente.
Con ellos la fiesta ya está completa, pues por la alianza PRI-PVEM-PANAL tenemos a Baltazar Hinojosa Ochoa; por Encuentro Social a Abdies Pineda; por el PAN al corrupto de Cabeza de Vaca y como independiente al cómico de Chavira y Héctor Garza de Morena con lo que podemos decir que el escenario está listo.

::

Tristemente hay que decir que la percepción generalizada de que la política puede llegar a ser una porquería puede llegar a ser cierta, pero existen personajes como Francisco García Cabeza de Vaca y su tocayito Chavira, quienes han sabido llevar la mugre y la traición en esta actividad a niveles épicos.
Sin embargo, quien fuera la coordinadora de la campaña de Chavira, renunció al cargo pues se dio cuenta de las verdaderas intenciones de este personaje: reunir las firmas, lograr la nominación y tirarse el clavado a favor de Francisco García Cabeza de Vaca, el corrupto candidato del PAN a la gubernatura.
Chavira cree que los tamaulipecos son tontos, pues muchas de las personas que fueron engañadas para firmar y apoyar su candidatura independiente, no van a estar a favor de que alguien del calibre delictivo de Cabeza de Vaca pueda ser gobernador.